Off Limits, Madrid. Abril-Junio 2008
CREADOR DE DUEÑOS
un proyecto de Democracia (see english below)

Artistas participantes:Laibach, PSJM, Juan Pérez Aguirregoikoa, Andreja Kuluncic, Karmelo Bermejo, Noaz, Daños Colaterales, Daniel Villegas y Antonio Ballester.

Uno de los grandes motores de la sociedad contemporánea es el consumo. Un consumo, que más allá de la lógica de la necesidad, ha adquirido una función simbólica primordial. Dentro del acoso planificado de nuestro imaginario individual y colectivo, los grandes relatos de la modernidad, sus grandes proyectos se han visto desplazados por una gran multiplicidad de pequeñas historias, las historias que nos ofrece la maquinaria consumista-publicitaria… el fracaso de las utopías se ha visto reemplazado por la seducción cotidiana de las mercancías que se ofrecen en el libre mercado.


Laibach. Opus Dei

Somos habitantes del supermercado en la misma medida en que lo somos de la ciudad, apuntaba Pascal Bruckner… el apego a la democracia es el apego a los beneficios desmesurados de la prosperidad. El consumo no es el único responsable del desapego político pero es uno de sus factores agravantes. La democracia está sometida al mercado y sacrificada al culto del crecimiento y la racionalidad económica. Para los gobernantes, tanto de derechas como de izquierdas la única política posible es la del mantenimiento de la abundancia, y la libertad es la libertad de enriquecerse, de la felicidad ya solo conoce un solo significado: el bienestar privado. Y desde luego está abolido el entusiasmo de los revolucionarios franceses y americanos por la cosa pública y por el desarrollo de las libertades políticas (Hanna Arendt, Sobre la revolución).

El ideal democrático actual es fruto de exigencias irreconciliables: la libre realización del individuo y la cooperación en la vida de la ciudad… El péndulo imposible entre éxito y solidaridad.

Si en la Grecia Antigua, según Aristóteles, la opulencia era condición previa de la ciudadanía (solo sin preocupaciones materiales el individuo podía dedicarse a la polis) en nuestras sociedades la abundancia parece adquirirse contra el civismo. Vivimos en una sociedad en la que lo realmente importante es ganar dinero, tener poder, ser famoso sea como sea: engaños, timos, chanchullos. La lucha por el poder adquisitivo es aún un tabú, justo cuando la soberanía del individuo y la comunidad se sustituye por la del mercado. Hoy suenan ridículas las palabras de Montesquieu cuando quería que la República se rigiera por el principio de la virtud. Ciudadanos acomodados queremos triunfar en todos los frentes: acomodados e implicados.

La lógica capitalista se ha infiltrado en todos los campos de la experiencia colectiva (tanto la excepcional - ritos de paso, celebraciones,... - como la cotidiana) monopolizando las redes de intercambios simbólicos que dan vigor a una comunidad. En su proceso de expansión se ha apropiado también del ámbito de la intimidad, cada vez es más dependiente de los medios tecnológicos conectados, dependientes de grandes multinacionales que vigilan y orientan nuestro consumo. Por ello, los moldes tradicionales donde se reelaboraban experiencias de vida (la familia, la escuela, la ciudad, la religión, los partidos,...) han entrado en crisis.


Noaz. Inconscientes

En una reciente campaña publicitaria, la filial argentina de la agencia Mother, creaba un slogan para un nuevo producto del Banco Hipotecario: "Creador de Dueños". En una sociedad donde nos hacen creer que todos somos "Dueños" poco espacio queda para pensar otras formas de convivencia y organización. Otro banco, en este caso español, el Santander, ofrecía la hipoteca a cuarenta años con la estética y la promesa de "La Revolución". "Crear Dueños" esa es la consigna que marca el punto de reunión de las teorías económicas de Milton Friedman con el ideario político neoliberal… justo aquel punto de encuentro que, por citar solo un ejemplo, en Argentina se tradujo en una dictadura que Eduardo Galeano definió así: "Se metía a la gente en las cárceles para que los precios pudieran ser libres" .

El individualismo es una característica fundamental de nuestra sociedad, de ella nacen la libertad, el sentimiento del yo, la necesidad de distinguirse… pero también provoca "la carrera de ratas" de la que hablara Bertram Gross para referirse a la progresiva desarticulación de la sociedad civil contemporánea.


PSJM. Mass meeting.

El arte contemporáneo es presentado en muchas ocasiones, usando una metáfora bélica, como un espacio de resistencia a la colonización de las imágenes, al nuevo régimen de ficción que afecta hoy la vida social, la contamina, la penetra hasta el punto de hacernos dudar de ella, de su realidad, de su sentido y de las categorías que la constituyen y definen. Pero su eficacia más que transformadora (definitivamente habría que ser un cínico para creer en ello y como ya advirtió Gran Fury: "El arte no es suficiente") se centraría en establecer las balizas de estos síntomas, usando, en este caso, una metáfora médica. La impotencia de la simbolización en el momento mismo de la globalización mediática hace coincidir la metáfora médica con la guerrera, ello se debe a que el enemigo está en nosotros. Nuestra enfermedad es autoinmune, nuestra guerra es intestina.


Andreja Kuluncic. Distributive Justice
http://www.distributive-justice.com/
Antonio Ballester. Superproducción.

Creador de Dueños (The Creator of Owners)

A Project by Democracia

Participant artists:Laibach, PSJM, Juan Pérez Aguirregoikoa, Andreja Kuluncic, Karmelo Bermejo, Noaz, Daños Colaterales, Daniel Villegas y Antonio Ballester.

One of the great leading motors in society is consumption. Consumption that, beyond the logic of the need, has acquired a primary simbolic function. Within the planned harassment of our individual and collective imaginery, The Great Stories of Modernism, their great projects, have been moved by a great amount of short stories, the stories that are given to us by the consummerist-advertising machine… the failure of utopias has been replaced by the daily seduction of the goods offered on the open market.

The capitalist logic has entered all areas of collective experience (both exceptional -rites of passage, celebrations...- as the everyday) monopolizing the simbolic exchange networks that give forcé to a community. In its expansion process it also has appropriated the scope of privacy, it is increasingly dependent on the technological means connected, dependent on big multinationals that monitor and guide our consumption. Therefore, the traditional moulds where life experiences were re-elaborated (family, education, city, political parties…) have come into crisis.


Daniel Villegas. Tatlin en Madrid

In a recent advertising campaign, the Argentine subsidiary of the Mother agency, created a slogan for a new product of the Mortgage Bank: “Creador de Dueños” (“The Creator of Owners”). It is clear that in a society where we do believe that we are all “Dueños” (“Owners”) there’s little space left to think about other forms of cohabitation and organization. Another Bank, in this case Spanish, Santander, offered mortgages to forty years with the aesthetic and promise of “La Revolución” (“The Revolution”).


Karmelo Bermejo. Propina/Tip

Individualism is a main feature in our society. From it comes freedom, the perception of the Ego, the need to be different… but it also leads to the “rat race” which Bertram Gross spoke about, to refer to the gradual dismantling of the civil contemporary society.

Contemporary Art is often presented, using a metaphore of war, as an area of resistance to the colonization of images, the new regime of fiction, which now affects social life, polluting, penetrating it to the point of making us doubt about it, it’s reality, it’s sense and the categories that constitute and define it. But its effectiveness rather than transforming (definitely have to be a cynic to believe in it) can only establish the boundaries of these symptoms, using in this case a medical metaphore. The impotence of symbolization at the moment of mediatic globalization matches the medical metaphore with the warrior one. It means that the enemy is within us. Our disease is autoimmune, ours is an internal war.


Daños Colaterales. Visite Nuestro Bar
Juan Perez Aguirregoikoa. El Abuelito de Heidi